Ryan Reynolds escribe su primer blog

Ryan Reynolds, el actor de “Ases calientes, Blade Trinity o Van Wilder” y ex de Alanis Morisette, se ha introducido en el mundo de los blogs. Hoy ha escrito su primer articulo titulado “Competitive Eating” en el “Huffington Post” y ya tenia más de 80 comentarios y opiniones sobre su redacción a estas horas de la tarde. Si queréis echarle una ojeada y vuestro inglés es lo suficiente fluido aquí tenéis el enlace: Post. Para los que no lo sepáis Ryan a parte de rodar películas y escribir post también saca tiempo últimamente para salir con  la guapa Scarlett Johansson.

Anuncios

11 Respuestas a “Ryan Reynolds escribe su primer blog

  1. kiero mas fotos de este chavon!!!!!!!!!!!!
    ************VALE*************

  2. mmmmmm me encanta este tipo es mmm demasiado sexi tiene ese algo que me fascina

  3. Oscar Portela

    Ryan Reynolds el Dios
    por Oscar Portela

    Oh tu mirada que penetra
    y cala, tus sensuales labios
    donde liban mis labios
    los sueños de lo eterno,
    tu magnifica frente
    de Partenón abierta hacia
    los Dioses, hazme tu esclavo,
    libérame de la osadía
    de ser mortal matándome
    de amor y de pecados.

  4. Oscar Portela

    CANTO DE AMOR A RICARDO FACCINI
    POEMA DE OSCAR PORTELA

    Y solo tu Ricardo amado de los Dioses
    podrías despertarme del sueño de la muerte
    donde yazgo sepultado en las criptas del poema.

    Y solo tú podrías ordenarme anda
    despiertate y camina pues odio los
    caminos y emprender nuevamente el largo
    viaje de un sueño que no termina nunca
    y recordarme luego nombrandome en tus ojos
    aquellos éxtasis del abra bajando yo del potro rezando frente aquel “guayabo” bajo la luz que penetraba casi irreal y entresoñadada
    como los tus verdes ojos ríos de los que fluye el sueño del que pasta el deseo de vida o las fuerzas de renacer en ti una y mil veces.

    Que belleza Ricardo que belleza la tuya
    y no hay ningún diamante igual
    que se compare al laúd de tus labios
    cuando sonríes y al temor de ser muertos
    que sueñan estar vivos y en instantes
    se desvanecen en tu pelo.

    Volver volver hasta el Oráculoo de Delfos
    y preguntar allí:

    ¿Eres el Dios que nos buscamos?

    Y oír que de tu riza surgen los mundos
    de la espuma los simulacros que en
    nuestros sueños mas allá de la vida y de la muerte dicen “levántate y camina” que te espero

  5. Oscar Portela

    De Cristal
    a Drew Fuller

    poema de Oscar Portela

    De cristal temeroso ante el espejo
    de tu rostro mas puro que los aires
    y los cerros nostálgicos y aguas
    de deshielos purísimos,
    temeroso de ti, de tu mirada tan nostálgica
    y bella y de tu boca presea de los dioses
    de codicia y el oval de las líneas
    que rodean las luces que surgen de tu frente
    hecha de primaveras más arcaicas que el
    deseo inspirado en lo aéreo oh Drew
    que habitas en las líneas de las sombras
    más dulces de los bosques donde se
    pierde la razón al cabo de imaginarte
    como Pan desnudo trepando el árbol
    del misterio y de morder en sueños
    el secreto que ocultas
    en tus ojos de esmeralda y rubíes,
    temeroso de ti y de tu belleza
    y ser la presa de tu falo insomne
    para la eternidad de un éxtasis eterno.

  6. Papasito

  7. Oscar Portela

    EL VERBO Y LA CARNE

    POEMA DE OSCAR PORTELA

    A BRUNO SANTOS

    De que luz primigenia. De que auroras

    Nacidas al amparo de vulneradas muertes.

    De que amarillas lunas ahogadas por el agua

    De lagos primordiales como los elementos.

    De que silbidos áureos que presagian

    El transito del caos a la armonía cósmica

    El alfarero inaugural hizo tu cuerpo de la arcilla

    Más pura desta tierra, oh Bruno a torbellino y

    Magia condenado. Tú eres la tierra adolecida

    De toda la inocencia de un devenir sin deudas

    Y el milagroso azar que nos corona con recia

    Aristocracia del más audaz deseo de la especie.

    ¿Que alfarero y chaman mojó sus dedos en las

    Dolientes viseras de un pájaro para

    Amasar tus labios, ánforas que contienen toda

    Las endechas del mundo? ¿Que coreutas osados cantaron

    El nacimiento de tus formas cinceladas en ébano

    Cubiertas por tu carne trabajada en arcilla

    Santificada por la aurora de América?

    ¿Que chaman te bautizó en la cuna de verde césped

    Humedecido por el rocío del alba primigenia?

    ¿Que sinuosos ríos de montaña dibujaron tus caderas

    Que huyen de las manos del hombre y de todo poema?.

    Y tus desnudos muslos que envidian las efigies

    Y rompen los harapos de humanas vestiduras

    Para surgir desnudos y perfectos como la melodía

    Que los vientos ponen en las florestas para que todo

    Asombro bañe la hermosura de un Dios que esperará

    La hora de bendecir el suelo que nos toma y tomará

    Nuestros deseos todos para quemarlos en la hoguera

    Del amor deseado y devolverlos a la tierra fértil

    A la que pertenecemos los mortales y dioses

    Que embellecen las horas de los días terrestres.

    No hay templos para ti, oh Bruno, ni poemas que no se rompan

    Por que eres mas bello que el verbo convertido en palabra.

    Porque tú justificas todo el dolor del mundo.

    Tu belleza es el premio y la eternidad del oro.

    El dolor dice pasa pero el goce quiere contemplar tus fulgores.

    La eternidad efímera del búcaro que no puede morir

    Y vuelve eternamente como los dioses de la tierra que son

    El salmo de la tierra misma y tu su encarnación oh Bruno Santos.

    ( A mi amigo Víctor Sánchez Hernández)

  8. EPIFANÍA DE EVAN WADLE

    poema de Oscar Portela

    Epifanía eres: aurea medida que el sol

    dibuja sobre el poema a salvo

    de lo inmundo: el oro vivo respira

    por tus poros y la carne que vibra,

    cuna de un ángel en la grácil cintura

    que baja hasta tu vientre donde moran

    daimones que abren tus prietas nalgas

    arremejidas por las mareas del deseo

    de la pasión y tiembla el músculo

    que se hace rodocrozita entre las piernas

    con que sostienes el templo de tu cuerpo

    donde se hace luz el mundo y ríe

    la eternidad entre las formas del dios

    que enamorado del mortal se aviene

    a estar junto a lo frágil sin destruir su aliento.

    Así te haces mío y yo te pertenezco

    en el orgasmo con que el amor perece

    y vuelve la eternidad a esgrafiar el mundo

    del nacimiento: epifanía eres de aquello

    que puja en mí para tornar al círculo

    y para dar forma a la entrega desposeído

    de todo y consagrado a la alabanza

    de tu sexo.

  9. NICK YOUNGQUEST Y KUNDALINI

    poema de Oscar Portela

    Kundaliny susurra en mis oídos,
    de mi cóncavo vientre se aviene hasta mi aliento
    y me posee, entregándome a las furias de la pasión
    y la ebriedad sin límites.

    ¡Déjate ser, déjate ser, como el rió que no es el mismo nunca,
    deja que la corriente fluya y te posea y purificará tu carne y
    tus sentidos la serpiente que corre por tu sangre
    y abandónate- ya no sabrás tu nombre porque será
    un segundo nacimiento!

    Ave de la mañana devorada por la serpiente
    que se yergue en mi sexo como un extraño abeto
    y abre mis piernas y se desliza y corre por mi ano
    hasta llegar en un intenso viaje hasta la lengua
    que en nuevo idioma te canta a ti Nick Youngquest
    salmos endemoniados, tu mi señor que has dado a mi
    alma la ambrosia que riegas en mí como un salvaje
    potro para darme otro nombre en un segundo
    y jubiloso nacimiento, Oh Nick Youngquest
    que has despertado a la serpiente y has abierto
    la cripta donde duerme el dragón y el tigre muere
    en su guarida adormecido acaso y sin saberlo:

    Tu legua sobre mi lengua se desliza. Tu cuerpo
    orada el mió y hace saltar del fondo de la entraña
    un silencioso grito jubiloso que es orgasmo y es muerte
    y nacimiento pleno: así me dejo poseer y nuevamente como
    Abraxas nazco del huevo que oculta la serpiente
    a los ojos profanos al amor que edifica la catedral
    magnifica y el órgano que gime entrecortado letanías
    y gritos de placer al recibirte Youngquest
    y servirte como tu al salvarme de toda muerte opaca
    o darme auroras en la noche – estrellas del conocimiento
    cogidas de tu cuerpo como las uvas del jardín de las Hespérides.

    SOPHIA Y KUNDALINY

    Por Oscar Portela

    Post- Scriptum al poema

    Nick Youngquest y Kundalini

    Querida Sophia: insisto y créemelo: tu nombre marca un camino que es el de la nobleza y la belleza del alma. Solo por eso te llego un poema oscuro y barroco como afirma Nuria de Espinosa. No tiene ninguna importancia quien es Nick Younquest. Es un bello modelo y nada más. Imagina que Fidias o Miguel Angel no hubiesen tenido modelos. Pregunto ¿existiría el David de Belvedere? ¿Si la Duquesa de Alba no hubiera posado para Goya existiría acaso “La maja Desnuda”?

    Las imágenes son solo disparadores para el flash que tan bien maneja ese genio llamado Pedrito Martínez Corada. Y esto me permite tejer un poema erótico pero a la manera del tantra búdico. En realidad existe en mi poetica un intento de aproximarme a otra experiencia del ser, que nada tiene que ver con el logos griego ya consumado en la técnica moderna. Unir nuevamente lo sagrado y lo profano como quería el filósofo frances Georges Bataille – experiencia expulsada del mundo por la tradición judeo cristiana. Se trata de un intento y solo un intento casi desmesurado. Luego de un largo camino que me llevó a dialogar con la muerte, con la naturaleza, – mi infancia de campo casi mística -, mi exaltación pánica de los sentidos, me asomo ahora al misterio de la carne, de Eros – el primero de los Dioses- ( divinidad primigenia), y pienso con Nietzsche que el cuerpo tiene razones que la razón desconoce.

    La vergüenza frente al desnudo es propia del hombre que se aleja del homínido que nunca está desnudo.

    Los Adamitas vivían desnudos y ahí esta Hieronimus Bosch – adamita y herético – en su “Jardín de las Delicias” afirmando que Adán nunca fue expulsado del paraíso y negando toda idea de un pecado capital. Kundaliny, Nuri, representa a una serpiente mítica que regía para los chinos el Eros y estaba ubicada en la ingle del hombre.

    No tienes por lo tanto porque temerla. Para el zen – no para el tantra – domesticada podía provocar iluminaciones que iban de las gónadas al cerebro.

    El poema es fuertemente erótico pero nada naturalista como lo notaron ambas por su contenido filosófico, u más bién por los presupuestos de una nueva ontología poética en la cual trabajo desde hace tiempo. Resulta para mi un placer ser tu amigo alma platónicamente bella Sophia, aunque haya sido la concepción uraniana de Platón la que haya expulsado de la tierra la posibilidad de unir lo sagrado y lo profano en un amor humano fiel al sentido de la tierra. Deseo que existan muchas personas como vos. Así dan sentido al horroroso mundo en el cual vivimos. Oscar Portela

  10. Soñando con Aarón Loftin
    poema de Oscar Portela

    Y si mañana el ominoso cuervo en mi ventana
    La oración pronunciara, nunca más. Ay, no tendré
    Ya lagrimas para llorar por mí sobre este cuerpo
    Aún caliente, vacía habitación no suficientemente
    Amada por mi mísmo y olvidada y lacrada por las
    Memorias que ocultas en el ambivalente espacio
    Del olvido: pues de mi mismo – de lo que fui –
    Olvidado pervivo como la sombra de una sombra,
    Y ya mi corazón no se ilumina con la luz del
    Relámpago, ni el trueno hace temblar mi corazón,
    Ni las lluvias y el viento se hacen conmigo como
    Las furias que fueron en la edad de la sangre y el
    Eros, que ponían paisajes ante mis ojos mientras
    Ardía la sangre en el caldero de las brujas y solo
    En los sueños caía en los precipicios de la pasión
    O volaba hacia ti mientras ardían las arterias y
    La muerte era vida y mas vida cuando lo imaginado
    Apenas de mi se apoderaba, con la fuerza de una
    Magia implacable y yo, solo a veces, correspondía
    Jugando con el arcano de la vida, medroso, Ay,
    Pués solo ahora fustigo con imágenes el pecado de no
    Haber sido feliz por temor quizá a la moneda falsa,
    Pero cuando contemplo tú cuerpo desnudo bajo
    La lluvia, la exultación de la temida música y borro
    Con la imaginería de mis manos los olvidos presentes
    En el denudo abismo de la belleza que se yergue como
    Promesa de una felicidad eterna, se que “cometí el peor
    De los pecados, no ser feliz”. Y en esta soledad
    Contemplo como un Dios dispuso de las medidas
    Áureas para que los poetas las cantemos y nos
    Entreguemos al destierro del amor sin otro destino
    Que ser unos ¡el sueño- el sueño eterno que no terminará
    Jamás aunque de delicias esté hecha la noche
    En el que todo pacto será sellado con la sangre
    De las bocas humedecidas por las tormentas
    Del deseo. ¿O eres la burla del mortal condenado
    A tormentos y tu la ardiente hoguera que purifica
    Los pecados con el ahogo del no más, Aarón Loftin?
    Tan bello tu que ningún Praxisteles te imaginó en sus
    Duras batallas con las formas: ¿que hechiceros
    Dibujaron las formas que hacen música al bajar
    De tus hombros a tu fina cintura? ¿Y tus manos capaces
    De bendecir al mundo tomándolo entre ellas?
    Tus caderas son las rutas de remotas estrellas y
    Hacia ti, hacia tu carne de cordero y demonio, viajan las estrellan.
    Todos los adjetivos del idioma y el deseo, el deseo
    De pronunciarte Aarón, mientras mi boca sigue la
    Fina linea de tus dulces caderas no existen ya. Un espejismo eres
    Que hiere y que redime: un Dios viviente que nos
    Recuerda que la vida en solo una promesa no cumplida.
    Mientras te miro, el asombro sembrado de deseos
    Convierte en ofertorio nuestra pasión sin límites:
    Eres el Dios que da, la potestad que otorga y que perdona.
    Beso tus pies, tus piernas, subo con infinito celo
    Las escaleras de la blanca espuma de tu piel hasta
    Tu púber sexo y continuo hasta el plexo donde las
    Lanzas se estrellaban sin mancillar tu carne, hasta
    Llegar a la fuente sagrada de tu boca, y aquí la eternidad
    Es flor de Loto, hasta llegar hasta tu frente, frontispicio
    De un templo coronado de rizos, Oh fontana
    De que mana toda gracia, toda belleza que es sello
    De eternidad y aurora que nos promete entre gemido y
    Gozo la eternidad de ser nuevamente formas leudadas
    Por Deseos en los que no habrá pecados, porque el mas vivir
    Ceñido a tu cintura es redención de todo cuando tu
    Con tus manos acaricias mi cuerpo y soy nuevamente
    La estrella que tenia en las manos y la plegaria absorta
    De ser mientras el agua me transforma y ya no se quien
    Soy sino un grito, un espasmo, y giro sobre mi
    Bendiciendo tu cuerpo en los espejos de tus ojos.

  11. CHRIS EVANS EL AURIGA
    poema de OSCAR PORTELA

    Chris es aun el espejo del alba
    que despierta y el dulce aroma
    del jazmín que amanece,
    y por las verdes praderas
    de su cuerpo andan bisontes,
    ciervos y leopardos,
    pues mi Chris es la América
    sabía de los chamanes,
    y el agua de los ríos claros de
    las montañas: espera aún,
    y de su rostro claro
    y su sonrisa abierta
    como las auras de las
    bellas llanuras, mana lo
    abierto, el mirto de la
    casta pureza.

    El será el vencedor
    y llegará su hora de laureles
    y danzas de alegría.

    Ahora lo alabamos como
    al Dios que en plena juventud
    y orlado por la belleza
    del auriga nos da de su visión
    el sueño vivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s